fbpx

Actualmente, el injerto óseo dental es uno de los procedimientos más solicitadas dentro de la cirugía oral. Con esta intervención se busca la regeneración del hueso que se ha perdido, para, en un futuro, lograr colocar los implantes dentales de forma exitosa.

La aplicación de un injerto óseo resulta ser necesario cuando se ha producido una infección grave, un traumatismo fuerte, enfermedad periodontal, malformación congénita, entre otras situaciones.

Para realizar el injerto, es necesario que el paciente cuente con un porcentaje de hueso sano, lo que permitirá una adecuada osteointegración del implante.

Los injertos pueden ser procedentes del propio paciente (autólogos/autógenos) y los que no proceden del propio paciente.

Casos de Éxito

SOLICITAR VALORACIÓN

Contáctanos para agendar una cita de valoración.
TOP